Información sobre Mentoring

¿Vale cualquiera para ejercer como Mentor?

La respuesta es tan evidente como para no tener que explicarlo. Lo que sí conviene explicar es qué características especiales debe tener un buen Mentor.

Tener un mentor significa ser guiado por una persona experimentada en el mundo de la empresa. Todos hemos notado la evolución que sufrimos al madurar a lo largo de nuestra vida, es ese el motivo por el cual una persona que tiene 18 años no piensa de la misma forma que cuando tiene 30, 40 o 50 años, la diferencia es abismal a favor de cuando se tiene mayor edad, sobre todo cuando a la experiencia que aporta la edad se le añade también mayor formación académica.

Es por ello por lo que un buen Mentor debe ser un veterano en los negocios, ya que solo así ha podido tener suficiente tiempo como para haber tropezado con todas las piedras que te puedes encontrar en el camino del emprendimiento. Aunque de los errores sí se puede aprender, lo ideal es aprender de quienes han triunfado por sus éxitos y no por sus sus fracasos.

Características del buen Mentor:

  1. Ha de tener bastante conocimiento y experiencia empresarial y haber demostrado una alta capacidad de gestión en su carrera profesional y de mantener una actitud abierta hacia nuevas y diferentes formas de pensar.
  2. Ha de ser alguien a quien admires por sus logros conseguidos, alguien que te sirva como referente y ejemplo a seguir. Ello te permitirá adquirir la confianza que necesitas como para seguir sus consejos y dejarse guiar. Ha de tener una alta capacidad de comunicación para transmitir su experiencia y aprendizaje, La relación de mentoring se desarrolla a través de conversaciones. El Mentor debe mantener un estilo de comunicación eficaz para aportar a su mentorizado el mayor valor posible.
  3. Debe ser una persona humilde a pesar de sus éxitos. Ser arrogante y cerrado es contraproducente para el mundo de los negocios. El buen Mentor debe ser una persona con verdadera vocación por ayudar a los demás a que desarrollen al máximo su potencial interno.
  4. Debe ser una persona comprometida con su mentorizado para que alcance en el menor tiempo posible sus objetivos profesionales o empresariales con las mayores garantías y que aporte ideas para la resolución de los problemas de la empresa que mentoriza, detectando también las posibles áreas de mejoras de la misma. Un buen Mentor se deberá identificar y sentir como parte de tu empresa, que haga suyos tanto los éxitos como los errores de la misma.
  5. Tu mentor debe tener un buen perfil como para poder convertirse pronto en tu amigo. El mejor vínculo que se debe establecer entre Mentor y mentorizado es, precisamente, la amistad.

Mis credenciales:

Me inicié como empresario a la temprana edad de 22 años en el sector de la construcción, donde llegué a tener hasta seis empresas activas y generadoras de grandes beneficios. La actividad principal era la promoción inmobiliaria, la construcción y los servicios relacionados con el mundo de la construcción, durante un total de algo más de 20 años. En el año 2006, justo antes de la terrible crisis del 2007, intuyendo que se produciría un cambio del ciclo económico, me enfrenté a la difícil decisión de abandonar el sector donde llevaba toda mi vida profesional y al que aún le estaba obteniendo una alta rentabilidad. No obstante, abandonando mi zona de confort y aventurándome a lo que algunos consideraban como locura, me salí ordenadamente del sector sin deudas ni deudores, pero con unos buenos resultados económicos adquiridos a lo lardo de todo ese periodo.

Así pues, tuve la maravillosa oportunidad de volver a empezar desde cero en otro sector diferente, ya que estaba convencido de que terminaría ocurriendo lo que finalmente ocurrió, es decir, la crisis del 2007 que se llevó por delante a grandes, medianas y pequeñas empresas de todos los sectores, especialmente del que yo había abandonado, ordenadamente, un año antes. Aquellos que me calificaron de loco, por haberme salido de un sector que generaba mucha rentabilidad, me empezaron a llamar “visionario”.

El sector que elegí fue el sanitario. Diseñé una atractiva imagen corporativa y un know how propio y abrí fundé una cadena de clínicas dentales que, durante diez años, expandí por buena parte de la geografía de España, con bastante éxito. Mi proyecto era crecer hasta convertir mi empresa en una de las primeras cadenas de clínicas dentales del país. No obstante, un importante fondo de inversiones se interesó por mi empresa y, finalmente, accedí a vendérselas y acepté su oferta de compra.

De nuevo tuve la maravillosa oportunidad de volver a empezar desde cero en otro sector diferente. En este caso, y dada mi vocación por la comunicación, por la formación y por ser útil a los demás, contando además con grandes habilidades empresariales, especialmente en estrategia y en el área comercial y de ventas, decidí dedicarme a compartir los conocimientos adquiridos a lo largo de más de 30 años de experiencia y de formación continuada, con quienes tuvieran la necesidad de ayuda profesional, así que, desde entonces, colaboro con algunas escuelas de negocios en calidad de profesor del área comercial y de ventas, imparto conferencias motivadoras por todo el país y ejerzo como Mentor para empresarios, emprendedores y directivos.

Autor del libro “Más allá de nacer”.

Tertuliano habitual en programas de radio y televisión.

Master en Dirección de empresas Inmobiliarias por el Instituto de Práctica Empresarial. Master en Comunicación Digital, por el Instituto Madrileño de Formación. Técnico Superior en Dirección Comercial y marketing por la Universidad San Pablo CEU. Experto en Coaching. Programa de Alta Dirección AD1 por el Instituto Internacional San Telmo.

Apasionado por el mundo de la empresa y dispuesto a darlo todo para que consigas llevar a tu empresa donde te hayas propuesto.

Me gusta ayudar y ser útil a los demás. El dinero no es uno de mis principales objetivos. Soy ordenado y muy exigente con mi trabajo y responsabilidades. Me gusta ganar y tener éxito, aunque sé perder y aprender de los errores. Soy muy práctico y concreto.

Te llamaremos en breves momentos