Entrevista: ¿Qué es el mentoring?

Entrevista: ¿Qué es el mentoring?

Según el informe de Global Entrepreneurship Monitor (Análisis-estudio de emprendimiento global) del año 2019 referente a la actividad empresarial en Andalucía, las empresas tardan una media de 3,5 años en alcanzar su consolidación.

Igualmente, según informe publicado por el área de negocios del Diario El País, solo el 40% de las empresas de nueva creación alcanzan o superan los cinco años de vida, por lo tanto, el 60% de las empresas desaparecen antes del quinto año desde su creación.

El trabajo del Mentor de Empresas se antoja indispensable para frenar y revertir esta situación.

Realizamos un encuentro con Joaquín Morales Rubio, Mentor de empresas, empresario y reputado conocedor del mundo empresarial.

formacion para directivos

¿Qué es el “mentoring”, el mentor de empresas?

El mentor de empresas es una profesión muy poco habitual en España, se podría decir que en Europa y sin embargo, desde hace años, está muy implantada en ESTADOS UNIDOS, un país por otra parte inminentemente emprendedor.

Un mentor es un guía, una persona que da consejos en base a sus conocimientos y experiencias, aspecto este que es fundamental.  Una persona con vocación de transmitir sus conocimientos a otros.

¿Cómo una especie de gurús o magos de la empresa?

No, por supuesto que no. En el mundo de la empresa no existe la magia, existe la perseverancia, el esfuerzo, la estrategia. Un mentor es un experimentado que viene de regreso, que tiene unos conocimientos, no solo académicos –algo imprescindible- sino también el adquirido por su propia actividad empresarial. En el mundo de la empresa hay que tener siempre los pies en el suelo y no perder jamás el norte.

La primera pregunta que hago a quien asesoro es: tú, tú empresa, ¿dónde quiere estar dentro de un año? A partir de ahí diseño un plan estratégico y de acción dependiendo del objetivo que nos marquemos. Diseño estrategias en base a los objetivos a conseguir.

¿Se puede de hablar entonces de la alta efectividad del mentor en la relación con una empresa?

Los valores que uno transmite están siempre en el “haber” de quien los recibe. Todo depende de que se use más o menos y con mayor o menor efectividad.

De la resistencia al cambio que tenga la propia empresa depende el tiempo que tarde en percibir cambios de mejora. Los cambios se pueden hacer más o menos rápidos, incluso no producirse nunca, dependiendo de ese grado de resistencia.

¿Me puede citar algún ejemplo?

He tenido empresas con problemas de diversa índole y después de analizarlos resultaba que el problema estaba en la propia dirección de esas empresas.  La empresa no siempre oye lo que seguramente le gustaría oír, es mi obligación, es mi trabajo. Es humano echarle la culpa al resto del mundo y no admitir que el problema es uno mismo.

¿Existe algún modelo de empresa que sea más vulnerable que el resto?

Las empresas emergentes, las que están naciendo, suelen ser las más vulnerables por falta de experiencia y de capacidad para actuar. A las nuevas empresas hay que marcarles un periodo de tiempo para distinguir indicadores de curva que indiquen que tus ingresos o resultados van de forma adecuada.

¿Y las empresas con más años, las denominadas como ya consolidadas?

Hay que aclarar que porque una empresa tenga veinte o treinta años, no tiene que estar forzosamente consolidada. Las empresas consolidadas suelen tener problemas de sucesión o de renovación.

No me importa el tamaño de la empresa aunque el perfil más habitual es que sea pequeña o mediana.

¿Hay marcado algún periodo de  tiempo desde que comienza a aplicar su metodología y la empresas comienza a percibir resultados?

Me esfuerzo al máximo para que el retorno de la inversión que hace en mi trabajo cualquier empresa sea inmediato, en semanas. En ese periodo de tiempo  la empresa debe haber recuperado lo que probablemente cueste mi trabajo de un año.

He creado un método, un protocolo de actuación para las empresas. Ese inicio que podríamos llamar básico, dura dos meses. A partir de ahí nos paramos y vemos si continuamos o no con mi asesoramiento. De esta manera genero una confianza con las empresas. Nunca se me ha dado hasta ahora ni un solo caso de no continuar una vez iniciado el proceso.

¿No es probable que cada empresa tenga un problema distinto?

Siempre intento detectar dónde está el área de mejora en cada caso, y actúo sobre él. Se me han dado casos de empresas que se dedicaban a una actividad y tenían otra actividad secundaria, residual. El problema estribaba es que la actividad  que tenían como primaria era de un perfil muy alto pero ocupaba un periodo de tres meses al año, y el resto del tiempo se infrautilizaban todos los recursos en esa otra secundaria con un perfil muy bajo de actividad. Y no lo veían. Diseñé el plan de acción y la actividad secundaria pasó a ser la principal. En pocos meses el giro de la empresa fue espectacular.

Y esas empresas que están convencidas que lo saben todo ¿para qué precisan de un mentor?

Mi trabajo es ayudar a gestionar, no entro en las especialidades de cada empresa. Existe la resistencia al cambio, generalmente por miedo. Ayuda a superar ese miedo, siempre con los pies en el suelo. Pongo tareas con objeto de profundizar en lo que estamos trabajando, porque si no ¿para qué me contratas?

A ese empresario con una empresa considerada como consolidada, con grandes estructuras y seguramente gran preparación y experiencia, pero con posibles problemas, le pongo el ejemplo de los deportistas de élite.  Ningún deportista de nivel se plantea alcanzar la élite sin un entrenador. La mayoría de las grandes empresas cuentan con un mentor. Un mentor es ese entrenador o consejero que ayuda a un empresario, a un emprendedor, a alcanzar las metas que desea.

Hablaba antes del miedo al cambio ¿Y la resistencia a abandonar la zona de confort?

Los verdaderos emprendedores no tienen problemas con la zona de confort. El problema suele ser el de la soledad del empresario y ahí es muy importante la figura del mentor.

¿Qué consejo le daría a un nuevo emprendedor?

Sería muy fácil decirle que constase con un mentor. Un nuevo emprendedor se tiene que preguntar ¿cuál es el elemento diferencial por el que un cliente va a ir a su negocio y no al de su competencia?  Si no tiene una respuesta clara a esa pregunta es muy posible que fracase.

¿Primero las personas o las empresas?

Todo tiene su momento en la vida. Un consultor te responde sobre temas empresariales. Un mentor además te aconseja sobre desarrollo personal y valores humanos. ¿Quién nos enseña a vivir? Aportar valores, ética, emociones, para desarrollar la vida. Lo primero que tengo que hacer es ayudar a esa persona. Sin personas no tenemos empresas.

Para finalizar me gustaría hacerle una pregunta personal ¿por qué dejó sus empresas y trabaja como mentor?

El trabajo como mentor me permite continuar en contacto con el mundo que más me apasiona, el de la empresa. Sigo aprendiendo, estudiando, estando siempre al día.

Mi trabajo se valora por los resultados de las empresas a las que ayudo.

Joaquín Morales Rubio es Presidente del Consejo Andaluz de Mentores de Empresas.

Entrevistador: Juan Luis Pinto (Cronista de la Sociedad Malagueña)

 

 

¿Cómo de útil ha sido este artículo para ti?

Valoraciones de nuestros lectores



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llamar