Diferencias entre consultor, mentor y coach

Diferencias entre consultor, mentor y coach

Muchos son los que, en unas ocasiones confunden y en otras no encuentran la diferencia, entre un Mentor, un Consultor y un Coach. En este artículo pretendo aclararlo, para ello, voy a empezar por definir a cada uno de los profesionales:

El Mentor es un consejero y un guía que tiene, como característica principal, la de ser un experimentado, es decir, todos los consejos y enseñanzas que aporta a sus Mentorizados, lo hace tras haber adquirido el conocimiento mediante la experiencia personal y profesional del que ha vivido en primera persona todo lo que transmite. Evidentemente, un Mentor también cuenta con un conocimiento teórico adquirido por su formación académica.

El Mentor es alguien que apadrina y ayuda a alguien menos experimentado, no solo en un aspecto empresarial, sino que lo hace también en valores humanos, la ética y el desarrollo personal y emocional del Mentorizado.

El Consultor es una persona con mucho conocimiento, que informa, opina y aconseja. Sus conocimientos son tales, que le permite aconsejar acerca de cuestiones relevantes y recomienda la mejor manera de alcanzar un objetivo concreto. Comprende los objetivos de su cliente y diseña un plan para conseguir alcanzarlos, recomendando qué y cómo se deben realizar. Se implica con la empresa para poner en marcha el plan elaborado y suele aportar herramientas muy útiles para sus clientes.

Un consultor puede iniciar su carrera profesional aún teniendo un perfil junior, siempre que cuente con una sólida formación académica que le haya aportado, al menos, conocimientos teóricos sobre aquello en lo que tendrá que aconsejar.

El Coach es un profesional que se ha formado como tal y que conoce herramientas,  muy poderosas, que pondrá a disposición de sus coachee, a quienes acompañará en el proceso, ayudándoles a concretar cuáles son los objetivos que pretenden conseguir y a que amplíen sus miras y encuentren los recursos que necesiten. El Coach ayudará a que sea el propio coachee quien, mediante el ejercicio de la reflexión, encuentre las respuestas a sus preguntas y defina cuál va a ser su plan de acción. Por tanto, el Coach no necesita tener ni conocimientos ni experiencia sobre el objetivo que su coachee quiera conseguir, a quien no dará ni consejos ni opiniones. Dada su naturaleza, un Coach puede ejercer su profesión una vez haya obtenido la formación que le acredite como tal sin necesidad de mayor experiencia.

Conclusión:

Por tanto, el Consultor tiene que saber mucho sobre aquello que le consultan, pero no necesariamente desde la experiencia práctica, ya que su conocimiento podría limitarse solo al adquirido desde la teoría académica. En cambio, el Mentor debe saber mucho de aquello que le consultan, muy especialmente, desde su experiencia personal y profesional, además, también, desde la teoría académica. El Coach, es un gran conocedor de herramientas muy poderosas que domina y que utiliza para hacer reflexionar a sus coachee, para que, mediante su acompañamiento y la reflexión, sea el propio coachee quien encuentren el camino para conseguir sus objetivos ya que no deberá emitir consejos al respecto.

 

¿Cómo de útil ha sido este artículo para ti?

Valoraciones de nuestros lectores



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llamar